Fisioterapia Borras #7 – Método POLD

El Método POLD (Pulsation Oscillation Long Duration) fue creado por Juan López Díaz, un Fisioterapeuta español, en 1990.

mecedora2

Desde la página web, este se propone como un método milagroso que presenta una gran efectividad terapéutica en una amplia batería de problemas musculoesqueléticos y otros que no lo son tanto, como la depresión, la ansiedad o la hipertensión (1).

Recientemente se publicó en La Vanguardia el siguiente titular: “¿Dolor?…. ¡No gracias!”

En el escrito se afirmaba que problemas como hernias discales, ciáticas, artrosis y/o tendinitis son muy comunes y que en muchos de ellos, en más ocasiones de las deseadas, la Fisioterapia Convencional no da una respuesta eficaz y sobre todo duradera o definitiva a estos problemas de salud. Y aquí es donde viene el Método POLD autodenominándose “Fisioterapia Avanzada” a dar la solución milagrosa a dichos problemas, obteniéndose una gran mejoría en la mayoría de los casos a partir de 3-5 sesiones, siendo pocos los pacientes que sobrepasan las 10 para obtener unos resultados estables y duraderos.

“Con el Método POLD un 80% de los pacientes alcanza resultados clínicos eficaces”

Información muy semejante se puede encontrar en un tríptico de su página web:

“El Método POLD ha sido probado científicamente. Las investigaciones realizadas por la Fundación Omphis durante más de 10 años muestran que es totalmente eficaz en el 70% de los casos, y mucho más eficaz que la mayoría de otras formas de tratamiento conservador.

Analicemos todas estas afirmaciones con más detalle…

¿Qué es el Método POLD?

El método se basa en la realización de movilizaciones pasivas oscilatorias de una manera específica denominada “Movilización Resonante Basal” que llevaría al sistema musculoesquelético a una “Plasticidad Somática” que facilitaría la aplicación de movilizaciones analíticas también oscilatorias (2). Podemos ver un ejemplo de abordaje en el siguiente vídeo:

Todo ello surgió a raíz de las observaciones del creador del método de que la oscilación axial realizada en un bebé en decúbito prono producía una relajación del mismo, conciliando el sueño rápidamente.

Dentro de los antecedentes de justificación del método tenemos los siguientes (3 y 4):

  • Se ha comprobado el efecto de las rotaciones vertebrales sobre la relajación en los recién nacidos (Campos, 1994).
  • Se ha comprobado su influencia en el desarrollo neuromuscular en prematuros (Clark et al. 1989).
  • Se ha comprobado su influencia en el nivel de excitabilidad en niños de dos meses de edad (Vrugt & Pederson, 1973).
  • Movimientos rotatorios de baja amplitud recuperan movilidad perdida en 3 ejes espaciales en la columna (Lee, 2001).
  • Efectos positivos de movilizaciones oscilatorias en disminución del dolor inflamatorio articular (Dhondt, 1999).
  • Las oscilaciones rotatorias tienen un efecto en la disminución de la presión intradiscal (Van Deursen DL, 2001; Van Deursen DL, 2001).
  • Movimientos vibratorios usados para la recuperación de fatiga y reducir el tono muscular (Cafarelli, 1990; Issurin, 2005).

Se supone que estos estudios sirven para fundamentar y explicar los efectos observados en clínica con el Método POLD (4). Que las oscilaciones se usen en algunos estudios para algunas cosas y se obtengan algunos resultados no es justificación suficiente para crear un nuevo método terapéutico que lo trate todo.

Que las oscilaciones se usen en algunos estudios para algunas cosas y se obtengan algunos resultados no es justificación suficiente para crear un nuevo método terapéutico que lo trate todo

La oscilación del Método POLD se denomina resonante por seguir los principios físicos de la resonancia. Se supone que un terapeuta POLD es capaz, mediante la aplicación de una oscilación manual sobre un tejido, de detectar la frecuencia interna de resonancia del mismo, con el fin de saber a qué frecuencia deberá realizar posteriormente el abordaje terapéutico. Es decir, cada tejido (con variaciones incluso entre distintas personas) presenta una frecuencia de resonancia, en la que deberá realizarse el tratamiento. Se describen distintos tipos de técnicas (5):

  • Inducción resonante primaria (IRP): Es la oscilación en rotación axial de la columna que se transmite a todo el cuerpo. Sería como la oscilación basal sobre la cual luego se aplican el resto de técnicas. Su objetivo es la inducción de un estado de plasticidad somática. La frecuencia de dicha oscilación suele estar entre 1-2Hz.
  • Inducción refleja resonante (IRR): Son maniobras aplicadas en la piel o tejido subcutáneo que pretenden enviar estímulos a los órganos internos (vía refleja) para modificar sus aspectos metabólicos o neurofisiológicos a distancia.
  • Inducción resonante biomecánica (IRB): Estas maniobras se realizan en tejidos blandos y articulaciones con el fin de tratar de manera local las estructuras sobre las que se aplican.

Los principios del método, hasta donde he podido investigar, carecen de pruebas que los avalen. No hay ningún estudio que demuestre que somos capaces de detectar manualmente la frecuencia de resonancia de un tejido concreto ni del cuerpo humano como un todo, no hay pruebas que demuestren que realizar un tratamiento en dicha frecuencia de resonancia y no a otras produzca mayores mejorías en dicho tejido al que va dirigido la técnica y tampoco hay pruebas de que podamos modificar a nuestro antojo los aspectos metabólicos y/o neurofisiológicos de un órgano concreto mediante oscilaciones a distancia a través de vías reflejas.

En Busca del Arca Perdida

Como ya se ha comentado, desde el Método POLD se establece que el cuerpo humano tiene una frecuencia de resonancia interna de 1-2Hz que es a la que tenemos que realizar la IRP para inducir el estado de plasticidad somática.

“Todos los cuerpos tienen al menos una frecuencia natural de resonancia, de manera que si excitamos un cuerpo a una frecuencia muy similar a su frecuencia de resonancia la amplitud de su vibración aumenta. Esta amplitud va aumentando progresivamente a medida que la fuerza excitadora sigue actuando, hasta poder llegar a producirse efectos como el de la copa que se rompe cuando la soprano mantiene durante mucho tiempo una nota que coincide aproximadamente con la frecuencia de resonancia de esa copa” (sic) (6).

No existe apenas literatura acerca de las frecuencias naturales de resonancia del cuerpo humano, siendo este un tema controvertido, dada la complejidad de su cálculo (6). Existe, por ejemplo, un estudio realizado por la NASA en el que intentaron calcular la frecuencia de resonancia del globo ocular, donde se determinó que es de aproximadamente 18Hz (7). En otro estudio del 2001 se habla de las frecuencias de resonancia del cuerpo humano completo (8). En este estudio se hace una discusión de la frecuencia del cuerpo humano, se dice que algunos estudios más antiguos han datado dicha frecuencia en torno a los 5Hz, pero que estudios más modernos con una metodología distinta la datan en 10Hz. Sin meterme en aspectos de física, que no es mi campo, me remitiré a decir que los autores del estudio resaltan la discrepancia entre unas y otras investigaciones, sin llegar en ningún momento a la conclusión de que podamos afirmar cual es la frecuencia de resonancia del cuerpo humano.

Volviendo nuestro ámbito, existen algunos estudios a tener en consideración en cuento a influencia de la frecuencia en las técnicas de terapia manual. El primero es el de Perry et al. (9) del año 2008. Estos investigadores observaron que una movilización unilateral aplicada sobre la articulación facetaría izquierda de L4/L5 producía una respuesta simpática excitatoria (medida a través de la conductancia de la piel) en el miembro inferior ipsilateral a la movilización. Lo interesante del estudio fue que controlaron la frecuencia de aplicación de la técnica: 2Hz. No obstante, en el año 2016, Piekarz et al. (10) realizaron un estudio en el que compararon una movilización aplicada en L4 a 2Hz y 3Hz. La movilización de 3Hz produjo una mayor respuesta simpática excitatoria que la de 2Hz (medida a través de la conductancia de la piel en miembros inferiores).

En otro estudio del año 1996, Chiu et al. (11) analizaron el efecto de una movilización postero-anterior (PA) aplicada en C5 en la conductancia de la piel de los miembros superiores. Obtuvieron una mayor respuesta simpática excitatoria con una frecuencia de 2Hz que con una de 0.5Hz.

Por otro lado, Willet et al. (12) realizaron otro estudio similar a los anteriores, comparando una movilización PA aplicada sobre L5 a 1Hz, 2Hz y con una presión casi estática. No obstante, este grupo de investigadores midieron el umbral de dolor a la presión (UDP) como variable dependiente. En todos los grupos el UDP se incremento, había mayor tolerancia a la presión, pero no hubo diferencias entre los tres grupos.

Estos son todos los estudios que he podido encontrar con respecto a la influencia de las frecuencias en la terapia manual. Hay que remarcar que todos ellos están hechos con movilizaciones vertebrales ajenas al procedimiento del Método Pold, principalmente midiendo la conductancia de la piel y en sujetos sanos. No he encontrado ningún estudio que evalúe la importancia de la frecuencia de las movilizaciones en la mejoría de dolor y funcionalidad. Lo que parecen sugerir es que movilizar produce una respuesta simpática excitatoria que se incrementa según incrementa la frecuencia de la movilización. No obstante, no nos permiten hacer ninguna generalización de que realizar movilizaciones a una determina frecuencia sea más efectivo que a otras, ni tampoco sirven para justificar el Método Pold, ya que ninguno de ellos relaciona sus resultados con el supuesto de la resonancia interna del cuerpo humano de entre 1-2Hz ni con la IRP o el estado de plasticidad somática.

Indicaciones Terapéuticas

El Método POLD se propone como una terapia con una gran efectividad para multitud de procesos, en la siguiente tabla se muestra un listado de varias de las indicaciones propuestas en la web del método con el respectivo número de publicaciones científicas que las avalan:

Indicación

Número de estudios que la avalan

Hernias y protrusiones discales (13)

1

Sobrecarga muscular de columna (13)

0

Artrosis de columna y extremidades (13)

0

Limitación de la movilidad y rigidez (13)

0
Fibromialgia. Síndrome de fatiga crónica (13)

0

Enfermedades reumáticas (14)

0
Escoliosis (14)

0

Hipercifosis e hiperlordosis (14)

0
Latigazo Cervical (14)

0

Síndrome de dolor miofascial (14)

0
Edemas que necesitan drenaje linfático (14)

0

Problemas respiratorios en niños (14)

0
Cólico del lactante (14)

0

Lesiones musculares (1)

0
Tendinopatías (1)

0

Subluxaciones o incongruencia articular (1)

0
Disfunciones del Líquido Cefalorraquídeo (1)

0

Disfunciones Neuromeníngeas (1)

0

Disfunciones del ritmo craneosacral (1)

0

Hipertensión (1)

0

Depresión (1)

0
Ansiedad (1)

0

Es más, para algunas de ellas incluso se afirma que ha demostrado científicamente que tiene una gran efectividad en hernias y protrusiones discales, ciática, radiculopatías, sobrecarga muscular, artrosis de columna y extremidades, limitación de movilidad y rigidez y Fibromialgia. Veo necesario recordar aquí el término “Carga de la Prueba”.

onus probandi

A continuación se muestra el número exacto de estudios publicados en revistas científicas sobre el Método POLD:

1

El Llanero Solitario

El único estudio publicado sobre la efectividad del Método POLD es un ensayo controlado aleatorizado piloto realizado en pacientes con hernia de disco lumbar (15).

De los 5 investigadores que participaron en la realización del estudio, 4 de ellos trabajaban en la Fundación Omphis, que está ligada al Instituto POLD. Además, uno de ellos era Juan López Díaz, creador del método. Estos datos son relevantes, pues los autores del estudio declararon que no presentaban conflictos de interés. Si bien, la Fundación Omphis es una entidad sin ánimo de lucro, aunque ello no descarta los posibles conflictos de interés (que no han de ser solo económicos).

Leyendo el resumen del artículo nos encontramos con el primer punto a analizar, el estudio presentaba triple ciego. La asignación a los grupos de tratamiento fue oculta, usando sobres opacos para ello. Según fuesen a recibir el tratamiento experimental o el control, los pacientes debían acudir a una u otra clínica, localizadas en ciudades distintas. Los pacientes recibieron una hoja de información sobre el estudio junto con el consentimiento informado. Si recibieron bien dicha información, entonces los sujetos de estudio no estaban enmascarados con respecto al grupo de asignación una vez comenzaron el tratamiento. Es imposible que los sujetos no supieran que el grupo experimental era el del Método POLD. Por otro lado, un evaluador no implicado en otros aspectos del estudio se encargó de medir las variables dependientes, se supone que era un evaluador enmascarado. Las mediciones se realizaron antes y después de cada sesión de tratamiento en cada una de las 9 sesiones. Dado que los tratamientos eran realizados en clínicas distintas y en ciudades distintas, se me hace difícil pensar que dicho evaluador-supervisor estuviera enmascarado. Finalmente, también se afirma que los terapeutas que proporcionaban tratamiento al grupo control y los que lo proporcionaban al grupo experimental estaban enmascarados con respecto a si ese grupo era el control o el experimental. No me andaré con rodeos, esto es mentira, es imposible que los terapeutas estuvieran enmascarados. En resumen, el único que realmente pienso que estaba enmascarado fue el estadístico, esto dista mucho de ser un triple ciego.

Se seleccionaron un total de 30 sujetos, asignándose 15 a cada grupo de tratamiento. Ambos grupos recibieron 9 sesiones de tratamiento (3 por semana) con una duración de unos 45-60 minutos cada una. El grupo control recibió: microondas (15 minutos), TENS (15 minutos), ultrasonidos (10 minutos) y auto-estiramientos de la columna, la cadena posterior de las piernas, el psoas y el cuadrado lumbar. El grupo experimental recibió un protocolo de tratamiento del Método POLD (el mismo para todos). Es decir, comparamos un grupo cuyo tratamiento es de lo que menos efectividad ha demostrado para el abordaje del dolor con un grupo de terapia manual.

El hecho de que el grupo experimental recibiera un tratamiento con terapia manual (en este caso el Método POLD) es importante. Como he mencionado antes, las mediciones se realizaron antes y después de cada sesión de tratamiento, para el análisis final se utilizaron las mediciones antes de la primera sesión y las de después de la última. La terapia manual produce efectos a corto plazo, por ello me pregunto si los beneficios obtenidos comparando esas dos mediciones serían diferentes de los obtenidos comparando cada medición pre-tratamiento con la post-tratamiento, es decir, si hay efecto acumulado o simplemente estamos observando los efectos post-tratamiento de una técnica de terapia manual. Los sujetos no fueron seguidos posteriormente, la última medición realizada a los mismos fue justo después de la última sesión de tratamiento, de modo que no sabemos si esos efectos se mantienen en el tiempo o no una vez cesado el mismo.

La variable dependiente principal fue la intensidad del dolor (EVA) en la zona lumbar, glútea, muslo, pierna y pie. Además, también midieron el rango de movimiento lumbar en flexión e inclinación lateral y la centralización del dolor, es decir, si disminuía la extensión de localización del dolor y se centralizaba solo en la región lumbar. Obtuvieron una diferencia de 3.67 (95%CI=2.40-4.94, p=0.004) a favor del grupo experimental en cuanto a la disminución de la intensidad del dolor en la región lumbar. En general, hubo una mejoría a favor del grupo experimental en todas las variables de medición excepto para las inclinaciones laterales de tronco.

En resumen, tenemos un estudio piloto donde hay sospecha de conflictos de interés, donde no podemos estar seguros de que nadie excepto el estadístico estuviera enmascarado y que compara terapia manual con un tratamiento con apenas efectividad en una medición justo post-tratamiento. Es decir, este estudio no nos permite realizar ninguna de  las afirmaciones hechas a través de su página web.

Para finalizar este apartado me gustaría concluir que, si partimos del supuesto de que el Método POLD representa una entidad única y diferente al resto de técnicas de terapia manual, no hay pruebas consistentes que soporten el uso del Método POLD para ninguna alteración del estado de salud.

NO HAY PRUEBAS CONSISTENTES que soporten el uso del Método POLD para ninguna alteración del estado de salud

El Método POLD desde una Perspectiva Moderna

A pesar de todo lo mencionado anteriormente, actualmente parece que los promotores del método están orientando la explicación del mismo a través de las investigaciones de los efectos neurofisiológicos de la terapia manual (3). Sin embargo, aceptando el paradigma neurofisiológico de la terapia manual se me plantea la siguiente duda:

¿Qué necesidad hay de aprender el Método POLD sabiendo hacer masoterapia (masajes) y movilizaciones articulares, que se aprenden en la formación de grado?

Pues si nos agarramos a dicho paradigma, la explicación de los posibles beneficios obtenidos mediante el Método POLD es la misma que para el resto de técnicas de terapia manual, sin haber diferencias en cuanto a efectividad. Esto hace que el Método POLD pierda esa especificidad que le dotaría de una justificación y necesidad terapéutica, impidiéndole venderse como un método milagroso. Aceptar el paradigma neurofisiológico y la evidencia científica actual de la terapia manual relega el Método POLD a un pequeño tamaño del efecto y efectividad a corto plazo (16).

En resumen, desde una perspectiva moderna, el Método POLD es bastante posible que produzca mejorías en los pacientes con dolor musculoesquelético, mejorías a corto plazo. Sin embargo, eso no quita que no se requieran estudios que confirmen dicha hipótesis y tanto pacientes como fisioterapeutas deberemos valorar si dicho método merece nuestro tiempo y dinero, aunque la decisión final estará guiada por los gustos de cada uno y no por la evidencia científica, ya que no hay ninguna necesidad terapéutica de elegir dicho método.

Conclusión

No necesitamos más técnicas/métodos,
necesitamos más razonamiento

Bibliografía

  1. https://www.pold.es/webs/index/304
  2. https://www.pold.es/webs/index/301
  3. https://www.pold.es/webs/index/305
  4. http://www.tdx.cat/handle/10803/394052
  5. Método POLD. Movilización oscilatoria resonante en el tratamiento del dolor. 2012.
  6. http://www.silviaalonsoperez.com/2014/05/las-frecuencias-del-cuerpo-humano/
  7. http://www.dtic.mil/cgi-bin/GetTRDoc?AD=ADA030476&Location=U2&doc=GetTRDoc.pdf
  8. https://ui.adsabs.harvard.edu/#abs/2001SPIE.4317..469B
  9. Perry J, Green A. An investigation into the effects of a unilaterally applied lumbar mobilisation technique on peripheral sympathetic nervous System activity in the lower limbs. Man Ther. 2008; 13(6): 492-496.
  10. Piekarz V, Perry J. An investigation into the effects of applying a lumbar maitland mobilisation at different frequencies on sympathetic nervous System activity levels in the lower limb. Man Ther. 2016; 23: 83-89.
  11. Chiu TW, Wright A. To compare the effects of different rates of application of a cervical mobilisation technique on sympathetic outflow to the upper limb in normal subjects. Man Ther. 1996; 1(4): 198-203.
  12. Willet E, Hebron C, Krouwel O. The initial effects of different rates of lumbar mobilisations on pressure pain thresholds in asymptomatic subjects. Man Ther. 2010; 15(2): 173-178.
  13. https://www.pold.es/webs/index/294
  14. https://www.pold.es/webs/index/313
  15. López-Díaz JV, Arias-Buria JL, López-Gordo S, Oyarzún AP. Effectiveness of continuous vertebral resonant oscillation using the POLD method in the treatment of lumbar disc hernia. A randomized controlled pilot study. Man Ther. 2015; 20(3): 481-6.
  16. Babatunde OO, Jordan JL, Van der Windt DA, Hill JC, Foster NE, Protheroe J. Effective treatment options for Musculoskeletal pain in primary care: A systematic overview of current evidence. PLoS One. 2017; 12(6): e0178621.
Anuncios

8 comentarios en “Fisioterapia Borras #7 – Método POLD”

  1. Estimado colega Ruben, me llamo Juan López y soy el padre de la criatura motivo de entada. Sin duda hay que felicitarle por el esfuerzo documental que ha realizado para escribir este post, pues ha encontrado cosas sobre el fenómeno de la resonancia que yo nunca conseguí encontrar y que considero interesantes. Pero a la vez el mismo inicio de su post usted escribe: “Desde la página web, este se propone como un método milagroso”. Esto es una valoración personal, una conclusión, que dicha al principio, es un sesgo personal que da a entender un prejuicio que desmerece todo lo que después pueda argumentar.
    Nada hay de milagoso, ni nada he comentado ni escrito nunca en ese sentido al respecto de mi trabajo, mas bien, siempre he puesto por delante las cosas para las que no sirve o incluso puede ser perjudicial.
    En cualquier caso, y creo que ambos estamos estamos interesados en la luz que la ciencia pueda aportar a nuestros actos terapéuticos, podría concluir, que Pold no tiene evidencia publicada sobre todo aquello para lo que si dispone, o dice disponer, de evidencia clínica.
    Pold ha sufrido en los últimos 10 años una total renovación tanto en el lenguaje en el que se describe, como en los fundamentos en los que se apoya, pues los avances de las neurociencias me han tirado por tierra alguna cosas que antes suponía, y que ahora no puedo sostenerlo, pero ala vez ha aportado otras bases que parece sustentar de una manera mas comprensible sobre lo que ocurre cuando oscilamos nuestros tejidos a una cierta frecuencia durante un lago periodo de tiempo.
    Su estudio sobe el Pold esta un poco desfasado, de hecho ya no usamos la definición “oscilación primaria”, sino “oscilación basal”, pues no buscamos ninguna frecuencia innata de los tejidos, solo generamos un movimiento pendular que el mismo cuerpo nos marca, al igual que un péndulo oscila a su manera cuando se le impulsa. Tampoco usamos ya “oscilación biomecánica” sino “movilización analítica”, dado que es eso lo que se hace, movilizaciones, movimiento pulsante en tejidos y articulaciones de forma precisa.
    Como digo su articulo está realmente muy desfasado, nosotros nos hemos ido adaptando a la evolución de la ciencia, dejando atrás creencias y apoyándonos mas en los nuevos horizontes científicos y usted está escribiendo sobre algo pasado. Tanto es así que no cita el estudio de mi tesis doctoral, pendiente de publicación pero que está accesible públicamente aquí: http://www.tdx.cat/handle/10803/394052 y que ya hace dos años que existe, y espero publicar en revistas de impacto en cuanto termine de escribirlo en formato de revista (de este año no pasa). Puede ver que no es un estudio piloto, que esta realizado en mejores condiciones de garantías científicas, y que hace mas luz sobre los efectos a medio y largo plazo que usted cuestionaba en el anterior estudio y sobre lo cual tiene toda la razón al decir que no se habían tenido en cuenta. Espero que este trabajo le guste un poquito mas, y que los próximos que salgan a la luz, vayan alimentando las necesidades de luz científica que en todo trabajo de salud debemos apoyarnos.
    Usted sabe muy bien que antes de hacer estudios científicos es necesaria una gran caga de experiencia clínica, esa ya la tenemos y estamos produciendo al evidencia necesaria para que se pueda defender, sin la menor duda mental, su utilidad, y que nuestra profesión progrese.
    Mire usted, no soy ningún mago ni ningún embaucador, soy un profesional que ayudo a muchos pacientes a que sanen, y que durante 30 años he trabajado con una forma de hacer, con un concepto de movilización especial, que da resultados, y que llevo 15 años tratando de hacer investigación seria para que no haya dudas de su utilidad. Usted ha analizado el primero de esos estudios, a todas luces mejorable, le invito a que analice el segundo, y también le invito a que asista a cualquier formación que realicemos del mismo, y pueda experimentar las diferencias que existen en cuanto a las formas de hacer y los resultados obtenidos respecto del masaje o las movilizaciones clásicas.
    Se lo dejo en sus manos poder hablar con conocimiento directo de lo que es el concepto Pold de terapia manual, espero que no haga como la fábula y diga que no le interesa o que están verdes. Ningún investigado de verdad se resistiría a conocer de primera mano aquello que quiere criticar o evaluar.
    Reciba mi mas sincera felicitación de nuevo por su trabajo, esta es la linea para avanzar. !Sin milagros¡ y !sin magias¡

    Me gusta

    1. Buenas tardes Juan, un placer verte por aquí. Antes de nada agradecerte la actitud abierta a las críticas que me has mostrado las pocas veces que hemos entablado conversación, se agradece. En primer lugar, totalmente de acuerdo en que la frase “método milagroso” no se dice de manera explícita en la página web. Para mi, lo que se afirma en el tríptico enlazado y otros apartados de la página web con respecto a la efectividad / utilidad terapeútica del método son sinónimo de “proponer el método como milagroso”. Por otro lado, no creo que el hecho de que lo haya nombrado al principio del escrito sea indicativo de que tengo un sesgo, un prejuicio personal, esa afirmación está hecha después de haber revisado las distintas fuentes bibliográficas utilizadas para la elaboración del escrito, es posterior a mi lectura sobre el Método POLD, por tanto no puede ser un prejuicio. Por otro lado, no creo que dicha frase haga desmerecer el resto de argumentación utilizada, sin dicha frase los argumentos habrían sido igual de válidos/inválidos. Pienso que toda persona puede leer las afirmaciones realizadas en la página web sobre el método y valorar si la forma en que he querido reflejarlo con dicha frase es más o menos acertada. Con respecto a la nomenclatura de la IRP, he utilizado esa pues es la que aparece reflejada en su libro, su tesis doctoral y en una conferencia suya (se cambia el término inducción por movilización) acerca del Método POLD del año 2017 (https://youtu.be/nlUnGCTuDCo?t=31m11s). De todos modos, no creo que la nomenclatura sea importante. Se de la adaptación que ha tenido el método posteriormente a su creación con respecto a la explicación de la efectividad del mismo, en el último apartado de la entrada dejo mis pensamientos sobre ello. Soy consciente de la existencia de su tesis, decidí no incluirla por el hecho de que aun no han sido publicados sus resultados en ninguna revista científica. Puede que haya sido un error no nombrarla. De todos modos, los resultados de dicha tesis (que no entraré a analizar ahora) no servirían para justificar las afirmaciones realizadas sobre el método en la página web ni para hacernos decantar por este en lugar de otros tratamientos manuales que ya venimos realizando y que se aprenden en el grado, de 2 estudios no podemos sacar tantas conclusiones. No obstante, le animo a seguir esa vía de investigación científica, pienso que es el camino adecuado. No pienso que sea necesario que acuda a un curso sobre dicho método para poder elaborar esta entrada, la ciencia no se debe limitar a lo que se cuente dentro de un curso, si hay más estudios que se me hayan podido pasar le ruego que me los facilite y los leeré en cuanto pueda. Además, no dispongo actualmente de tiempo ni dinero para poder asistir a alguno de sus cursos, no obstante muchas gracias por el ofrecimiento. Un saludo.

      Me gusta

  2. Sabes que pasa, que la evidencia es un banco que tiene tres patas, una son las publicaciones, a esa puedes acceder a pesar de tu corta experiencia como graduado, la otra es la experiencia clínica, a esa lamentablemente solo se puede acceder con el tiempo, la ultima la lógica plausible, a esa también se accede con mucho estudio y conocimiento de la neurofisiología.
    Muchas de las afirmaciones que he podido hacer en el pasado y continuo haciendo tanto en la web como en publicaciones o ponencias en congresos, sobre los resultados clínicos o la efectividad del método están basados en la experiencia clínica de mas de 30 años y del orden de 8000 pacientes tratados, lo que afirmo es cierto, peo aun así no es milagroso. Pero no es suficiente eso para sustentase en el mundo científico y a pesar de ello y de que la lógica neurofisiologica es capaz de explicar de forma plausible algunos de los resultados obtenidos, se que es necesario hacer los ECA para completar el banco y que se sustente ante cualquier análisis, por ello los empecé y sigo haciéndolos y seguiré y así mismo los demás equipos que lo están realizando en varios países, pero supongo que debes saber que estas cosas llevan tiempo.
    No los hago para contentar a personas que ponen los ojos en las publicaciones exclusivamente y cuestionan el criterio de los revisores de las revistas científicas que aceptan publicaciones como en Manual Therapy tras someterlas a un estudio muy serio de su calidad, aunque siempre pueden equivocase claro, y tu haber encontrado los agujeros negros de mi estudio piloto desde tu experiencia (ya ese que la falta de experiencia no te impide pensar y tener criterio, perooooo…… algo si que influye).
    Si pienso continua haciendo esos ECA es para el bien de los pacientes y para que otros colegas puedan beneficiarse y beneficiar a sus propios pacientes con unas garantías de calidad y fiabilidad que debemos intentar tener en nuestra profesión. Yo ya estoy a punto de jubilarme y no necesito medallas ni aplausos.
    Si no deseas experimentar personalmente lo que es, pues tu te lo pierdes, no te costaría ni un centavo, la experiencia no la vas a encontrar en el análisis de publicaciones, pero ante todo espeto a tu libertad de escoge con que quieres experimenta y crecer profesionalmente.
    Te deseo un buen camino, peo sinceramente para ganarse un prestigio personal, una vía buena es ir acumulando experiencia clínica, años de trabajo bien hecho y pacientes satisfechos y recuperados . Empezar la vida profesional sometiendo a la crítica y el escepticismo lo que se nos pone por delante es necesario, pero no es un buen sistema para crecer, aunque ahora esté de moda y sirva para ganarse unos cuantos me gusta fáciles en las RRSS.
    Para terminar decirte que en absoluto me ha molestado tu escrito, te lo has currado mirando info y eso habla bien de ti, Hasta pronto.

    Me gusta

    1. Hola de nuevo Juan. Estoy completamente de acuerdo en que nuestras decisiones clínicas no han de basarse exclusivamente en las publicaciones científicas, pero como bien dices, si deben verse influidas por ellas. Pienso que comete un error al pensar que lo que afirma es cierto en base a su experiencia clínica, a lo largo de la historia nos hemos llevado muchas sorpresas por creer de manera prematura que estábamos en lo cierto, incluso cuando la hipótesis presentaba lógica plausible, como en el caso de los supervivientes de IAM con extrasístoles ventricualares a los que se comenzó a administrar antiarrítmicos (http://circ.ahajournals.org/content/91/1/245). Creo que debemos distinguir entre formular una hipótesis y diseminar la misma por la comunidad sanitaria ofertando cursos de formación, para lo segundo necesitamos algo más que la experiencia clínica de que es efectivo para todos esos procesos y en la magnitud afirmada, por encima del resto de tratamientos conservadores. Me gustaría que no hiciera juicios prematuros ni especulase sobre mi persona. Para nada pongo exclusivamente los ojos en las publicaciones y tampoco he cuestionado en ningún momento a los revisores de Manual Therapy, no tergiversemos los datos. Una publicación de Manual Therapy es tan susceptible como otra de ser analizada y criticada, si quiere que debatamos sobre los aspectos abordados en el blog de dicho artículo adelante, pero no desviemos el debate hacia afirmaciones que no he realizado ni realicemos ataques ad hominem, los argumentos se debaten con argumentos, no con falacias. Por último, decirle que creo que no se me ocurre mejor forma de empezar la vida profesional que sometiendo a la crítica y el escepticismo todo lo que se nos pone por delante. Un saludo.

      Me gusta

      1. Parece que vamos estando de acuerdo en algunas cosas, los dos estamos de acuerdo en que las decisiones clínicas deben basarse no solo en lo publicado y no solo en la experiencia clínica, sino en la inteligente combinación de ambas y teniendo en cuenta las preferencias y situación psico-social del paciente. Yo nunca dije otra cosa, por lo que te ruego que no afirmes lo que yo no he dicho.
        Lo que si puedo afirmar es que, en base a mi experiencia y a falta de publicaciones en el sentido que corresponda, puedo decirle, a quien me quiera escuchar y tenga interés en aprender, como lo hago, que estoy teniendo buenos resultados usando una forma de movilización (nada mas, y nada menos) que se basa en movimientos oscilatorios.
        Y ESO ES TODO. Y a la vez decir que estoy investigando en el margen de mis posibilidades hasta la fecha, para hacer luz y darle base científica a esos resultados. ¿no es eso lo que debemos hacer? ¿no es ese el camino?.
        Todo camino empieza con el primer paso, que puede estar mejor o peor diseñado, otras personas que igual que usted han leído este artículo publicado, me han dicho justo lo contrario que usted, les ha parecido que esta hecho con rigurosidad, y los mismos revisores y el editor jefe de Manual Therapy me pidieron todos los datos de la investigación, porque tuvieron las mismas dudas y preguntas que usted se ha hecho y tras aportarles la documentación, consideraron que tenía la calidad metodológica, los datos fiables, y la rigurosidad necesaria para merecer ser publicado. Le aseguro que me lo pusieron muy muy difícil y finalmente el estudio pasó tres revisiones a cual mas fuerte y se consideró bueno para la publicación en una de las dos revistas mas prestigiosas y fiables del mundo, y siendo revisores personas nada a mi favor y sin conocerme en absoluto.
        Pero efectivamente eso no le quita el derecho de ser crítico e intentar ver mas profundamente que los demás y analizar los puntos fuertes y los puntos débiles de cualquier estudio. Yo he visto verdaderas basuras de estudios publicados de los mas prestigiosos métodos que hoy todos ponen en los altares…..
        Me hubiese gustado que sus dudas sobre mi trabajo, sus críticas, me las hubiese hecho personalmente, y hubiese sido mucho mas productivo, se hubiese ahorrado tanta energía buscando los agujeros negros y despreciando los blancos. No tengo ningún problema en someter a juicio todo lo que hago, no hace mucho invité a un conocido suyo
        a asistir a un curso y critica abiertamente todo lo que vio y lo hizo, descubriéndome muchas cosas que cambié y mejoré, eso es hace critica constructiva, y aun me queda mucho por mejorar en el trabajo de Pold.
        Es cierto que a medida que avanza la ciencia debemos adaptar nuestro discurso a esa evolución y eso hago, no ha presentado la información mas actual, podría habérsela dado solo con solicitarlo, pero no lo hizo y su post está lleno de falsedades, de datos desactualizados, afirmaciones que ya no hago y muy diversas incongruencias, como el hecho tan simple de apoyarse en estudios de movilizaciones de Maitland hechos a diverrsas frecuencias, con mis movilizaciones, cuando nata tienen que ve ni en la forma ni en el fondo. Los revisores de Manual Theapy lo primeo que me pidieron es que les convenciese de que mi movilización ea diferente de las de Maitland, les envié una filmación de todo el tratamiento utilizado en el estudio, junto con una descripción de lo mas definitoio de la técnicas y su respuesta fue: “definitivamente su método de movilización es totalmente diferente de la de Maitland y Mkenzie”.
        Respecto al derecho a diseminar el concepto y su metodología entre el colectivo fisioteapeutico, sin tener suficiente evidencia publicada, le diré que me diga solo una, nada mas que una, técnica, método o concepto, que tuviese evidencia de primer nivel antes de realizar formación en la misma. No la va a encontrar, porque la ley natural implica que hay que tener un numero suficiente de personas haciendo un trabajo para crea experiencia y después publicarla, no lo puedo conseguir solo y hay que contrastar los resultados en distintos centros de investigación, si solo investigo yo tampoco vale (pero eso ya lo sabe).
        Si me dice que porque cobro por ello, yo le pediría que me diga tan solo un curso de cualquier cosa que no tenía evidencia o no la tiene que lo hagan gratuito, tampoco lo va a encontrar. Recuerde toda la formación que se hizo de puntos gatillo cuando no se sabía ni siquiera si existía o no o como demonios funcionaba eso de pincharlos. Y en mi caso todos los cursos que hago no van a mi bolsillo sino a una fundación que después genera investigación con los beneficios….. alucinante verdad, pues es cierto. Esto no lo hace nadie en fisioterapia nada mas que yo (que yo sepa).

        No tengo ganas de ir desmontando su post poco a poco, pero fíjese que me dice que no tuvo en cuenta la tesis doctoral por no estar publicada, cuando se considera también ciencia, pero en sus argumentos utiliza tesis doctorales de hace mas de 40 años……. Esto es como la ley del embudo, uso aquello que me apoya y eludo lo que no me interesa…. Sesgos, solo sesgos en su post, pero si hay algo concreto que quiera saber con honestidad de querer conocer y que los lectores conozcan, hágame la pregunta concreta, con toda la dureza que sea necesaria, pero con respeto y le contestaré con mucho gusto, y por lo menos me quedo con el placer de que ha reconocido que eso de Mágico lo ha dicho usted y no yo…., igual es que usted es un encantador de serpientes, hace poco ha muerto el mejor encantador de cobras fruto de una picadura de una de elllas……, cuidadinnnnnn.
        Saludos.

        Me gusta

  3. Hola Juan. En primer lugar me gustaría pedirle esa información más actual que según usted he obviado, para informarme mejor sobre el Método Pold. También me gustaría que me dijera las falsedades de las que, según usted, esta lleno mi post. Creo que no ha entendido el sentido de incluir los estudios de las frecuencias de las movilizaciones de Maitland. Son los únicos que he encontrado que investigan la importancia de la frecuencia dentro de la terapia manual y dado que su método es una técnica de terapia manual y da mucha importancia a la frecuencia, me pareció oportuno incluirlos. No obstante, dejo claro que todos están hechos con movilizaciones articulares ajenas al Método Pold. Aprovecho el momento para pedirle estudios publicados en revistas que hayan analizado la importancia de la frecuencia del Método Pold. Por otro lado, creo que no acabo de entender que criterio usa para establecer el nivel de similitud del Método Pold con respecto a otras técnicas y lo que podemos o no podemos extrapolar de ellas al mismo. Por ejemplo, critica que haya nombrado los estudios de frecuencias de las movilizaciones de Maitland pero utiliza los estudios de efectos neurofisiológicos de dichas movilizaciones. Si tan distinto es de Maitland y el resto de técnicas de terapia manual, entonces el debate ha finalizado, hasta que no me presente revisiones sistemáticas probando que su método es superior o igual a ellas, que hagan cambiar mi toma de decisiones en clínica o justifiquen su formación. Perdone, pero no conozco esa ley natural de la que habla. Cierto es que muchas técnicas y métodos en Fisioterapia se han comenzado a utilizar mucho antes de la realización de los respectivos ECAs que avalasen su efectividad. Pero de eso han pasado unos pocos años, actualmente estamos en un entorno distinto donde disponemos de una gran cantidad de investigaciones relacionadas con el ámbito de la Fisioterapia que hacen que esa justificación no se sostenga. A día de hoy, no entiendo que en Fisioterapia se este vendiendo formación sobre un método que no haya sido contrastado de manera consistente mediante el método científico. No obstante, estoy de acuerdo en que no solo es el caso del Método Pold, hay otros, como por ejemplo los Hipopresivos, que se encuentran en la misma situación. Ya le he comentado antes que seguramente haya sido un error no incluir la tesis, ahora mismo la añado en la entrada, no pretendo ocultar información alguna ni a favor ni en contra del Método Pold. Gracias por ofrecerse a responder a mis dudas, aquí algunas cosas que me gustaría conocer:
    – Pruebas de que el Método Pold es totalmente eficaz en el 70% de los casos.
    – Pruebas de que es mucho más eficaz que la mayoría de otras formas de tratamiento conservador.
    – Pruebas de que en un 70% elimina todos los dolores, un 20% mejoran mucho y solo un 10% acaban sin resultados.
    – Pruebas de que el Método Pold ha demostrado científicamente tener una gran efectividad en hernias y protusiones, ciática, radiculopatías, artrosis de columna y extremidades, limitación de la movilidad y rigidez y fibromialgia.
    – Pruebas de que es efectivo para cada una de las indicaciones recogidas en la tabla del post.
    – Pruebas que justifiquen que es más eficaz que las técnicas de movilización articular que se aprenden en el grado.
    – Pruebas de la necesidad de una frecuencia específica de tratamiento con el Método Pold.
    Por último, no he reconocido que eso de “mágico” lo haya dicho yo, no he nombrado esa palabra en ningún momento, ni en el post ni en las respuestas que le he dado, el único que ha nombrado la palabra “magia” ha sido usted en sus respuestas. Espero ansioso todas las pruebas que le he solicitado.

    Me gusta

  4. Hola, mi nombre es ERASMO, hablaré en cuanto a mi punto de vista y terminando de leer ambas partes.
    creo que mi estimado RUBEN se confunde en cuanto al decir que el método POLD es visto como una técnica milagrosa, eh tomado el curso del colega JUAN en diferentes ponencias.
    debo decir que la experiencia y el nivel en el que trabaja JUAN es no es de apenas, sabe de lo que habla, incluso el mismo menciona que falta prueba científica por añadir y descubrir en dicho método, la efectividad que menciona efectivamente es comprobada con campos de estudio.
    también cabe mencionar que el mismo JUAN en alguno de los cursos que tome, menciona que es recomendable aplicar dicha técnica en combinación de otros métodos, técnicas, etc, obviamente esto mejora el tratamiento y no se enfoca a solo usar en una sola cosa para sacar adelante al paciente. y creo que la fisioterapia se trata de eso, de complementar nuestras herramientas al alcance, se trata de aplicar los conocimientos necesarios en el campo para mejorar la vida de un paciente.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s